¿Escanear un alimento y saber su composición?

Publicado originalmente en mi perfil de Medium.

Entras en Facebook, echas un vistazo a las últimas publicaciones de tus contactos, y varias de ellas tienen las mismas características: Vídeos cortos con bonitas imágenes y música de fondo que mediante un texto fácil de leer te muestran una curiosidad, algo entretenido o un invento innovador. Los más conocidos en España son los de PlayGround. La revista digital, que tiene más de seis millones y medio de Me Gustas en su página de Facebook, debe gran parte de su fama a la popularidad de sus vídeos.

Precisamente quiero hablar de uno que cuenta ya con más de tres millones de reproducciones en apenas dos días. En él se muestra un miniescáner que nos permite ver al instante la composición de cualquier alimento a través de una aplicación móvil, gracias a la «espectroscopia infrarroja».

¿Es increíble cómo avanza la tecnología, no? Eso mismo pensé yo cuando lo vi. No me podía creer que de verdad existiese algo así. Por eso—y porque soy bastante inquieto con estos temas—busqué más información.

No me costó mucho encontrar el nombre del prodigioso producto: SCiO. ConsumerPhysics, la compañía que lo desarrolla, ofrece ya la posibilidad de reservarlo para su compra. Un par de minutos después leí que habían lanzado una campaña en Kickstarter para financiarse, y ahí llegó la sorpresa: fue retirada hace unos días. Esto me despertó aún más curiosidad, la historia detrás del novedoso producto se ponía cada vez más interesante.

Encontré un artículo en CNET con declaraciones del doctor Oliver Jones, profesor de química analítica de la Facultad de Ciencias Aplicadas del Instituto Real de Tecnología de Melbourne, afirmando que la información mostrada por el escáner no es detallada para cada muestra, por lo que el uso del mismo es un mero entretenimiento, no tiene utilidad real. Una vez más, la ciencia desmiente otro invento que prometía ser revolucionario.

food-scanner

Está claro que ConsumerPhysics, está exagerando las posibles aplicaciones de su miniescáner, seguramente con el objetivo de crear una gran campaña de marketing que lleve a la gente a hablar de su producto y les ayude a financiarse y ganar fama. Sin embargo, parece que nos tocará esperar unos años para poder disfrutar de una herramienta de bolsillo que nos permita hacer lo que SCiO promete.

No deja de parecerme curioso que a PlayGround se le haya colado este «falso invento» y esté llevando a mucha gente a creer que de verdad existe algo así. Por eso siempre conviene ir más allá de lo que un vídeo de un minuto nos pueda decir, y averiguar si lo que estamos viendo es realmente posible o se trata de otra de las mentiras que podemos encontrar en Internet.

¡Gracias por leerme! Si te ha gustado este artículo de opinión, compártelo en tus redes sociales. ¡No cuesta nada y es la mejor forma de hacer que llegue a más gente!
miguel-castillo-logo

También puedes encontrarme en Instagram y Twitter.