Usuarios activos. El número vital.

El mercado de aplicaciones para móvil y tablet se ha convertido en uno de los más atractivos en los últimos años, generando miles de millones de euros. Hoy en día existen millones de aplicaciones, y empresas de todo el mundo nacen cada día con el objetivo de convertir su app en todo un éxito.

Para estas compañías la información lo es todo. En sus plantillas cuentan con gran variedad de perfiles técnicos que analizan e interpretan cientos de datos. Pero entre todos esos números, hay uno que sobresale por encima de los demás, un número que es vital.

Los usuarios activos.

Un usuario activo es aquel que realiza una determinada acción que ha sido predefinida por la empresa. Dicha acción puede variar dependiendo de cada producto, pero es esencial que sea un concepto claramente definido.

Un método comúnmente utilizado es elegir acciones que son más valiosas para la empresa o aquellas que favorecen la generación de ingresos. Por norma general, se considera usuario activo a aquel que utiliza la aplicación al menos una vez durante el periodo de tiempo observado.

Los usuarios activos se pueden medir en distintos periodos de tiempo. Las opciones más comunes son los usuarios activos diarios o Daily Active Users (DAU), los usuarios activos mensuales o Monthly Active Users (MAU) y los usuarios activos semanales o Weekly Active Users (WAU). Aunque la métrica más observada suelen ser los MAU, la más relevante dependerá del tipo de aplicación. Por ejemplo, si tenemos una aplicación cuyo uso habitual es semanal, deberemos prestar mucha atención a los WAU.

Estos son los MAU de algunas redes sociales (Hootsuite, enero 2020).

Facebook: 2.450 millones.

YouTube: 2.000 millones.

TikTok: 800 millones.

Twitter: 340 millones.

Conocer los usuarios activos es un aspecto básico para cualquier empresa que desarrolle una aplicación. Sirven como referencia para analizar la evolución de la empresa, y en muchas ocasiones se utilizan para hacer comparaciones con aplicaciones de la competencia.

Sin embargo, el análisis de los usuarios activos requiere de gran profundidad y una metodología adecuada. Es importante evitar errores en la selección y manejo de los datos, ya que podrían afectar al análisis. Uno de los más habituales es comparar meses enteros entre sí. Si comparamos los MAU de enero con los de febrero, estamos pasando por alto una diferencia de tres días. La solución en este caso podría ser comparar períodos de 28 días en lugar de meses completos.

Además de controlar los usuarios activos, es importante monitorizar otras métricas en base a las características de cada producto. Para Twitter, por ejemplo, el número de tweets publicados en un día es algo interesante de medir. De igual forma, en el caso de Instagram, el número de historias publicadas es un elemento importante.

Otra posibilidad es comparar la evolución de las descargas o usuarios registrados con la de los usuarios activos. La diferencia entre ambas cifras nos puede indicar un margen potencial de reactivación que en muchas ocasiones es posible alcanzar con algunas modificaciones en el producto.

Sin duda el número de usuarios activos tiene un valor incalculable para cualquier tipo de aplicación. Pero el objetivo no debe ser conseguir más usuarios activos a toda costa. Es posible que prefiramos 50.000 usuarios que utilicen la app durante 1 hora al día antes que 500.000 la usen durante 10 minutos. Más no siempre significa mejor.

Si este artículo te parece interesante, te invito a compartirlo en tus redes sociales. ¡Gracias!

También puedes encontrarme en LinkedIn y Twitter.